martes, 19 de junio de 2012

Ya era hora, ¿no?

Pues si que era hora, si, he vuelto, (Algo tarde, y a una hora no muy normal, que se le va a hacer al insomnio) y con cambios aunque me gustaría hacer muchos más a lo largo del tiempo que esté tratando con este blog.
Cambios estéticos, no soy ningún decorador ni diseñador web, aunque lo poco que he hecho, creo que no hace daño a los ojos (Corregidme si no es así), pero aún quedan un par de cosas que se me resisten en cuanto a la interfaz y que he de terminar, he borrado muchísimas entradas anteriores, o bien estaban redactadas como si lo hubiera hecho el mismísimo Salvador Raya, o las hubiera copiado yo, si exacto, cuando empezé esto en el 2009 como un hobby más, mientras vivía en Fuenlabrada, aún era bastante inconsciente y sí, lo reconozco copiaba muchas cosas, y he decidido conservar lo de mi propia cosecha, esto además de cambio es una limpieza de mis errores de cuando era mucho más pequeño.
El cambio del nombre del blog, y la temática que trataré son los cambios más a destacar, reflexiones, pensamientos en voz alta, críticas, y básicamente lo que me guste, no dejaré algunos temas de antes, aunque con muchísima menos frecuencia de lo que hacía antes, aunque no voy a obviar el tema de la programación, durante el periodo de inactividad hice mis pinitos como desarrollador, aunque no subí casi nada al blog, pero me sigue gustando, aunque he perdido mucha práctica, eso sí, esto lo dejé de lado en el momento en el que yo iluso de mí quería estudiar Ingienería Informática, pero al final los planes cambiaron bruscamente, bueno que me salgo de contexto, leñe.
Me he decidido a abrirlo ya que vuelve a comenzar la abundancia de tiempo libre, aunque he de seguir estudiando mis cosas pendientes, por lo que no sé si podré escribir con demasiada frecuencia, traeré poco contenido, pero con calidad.

0 Limosnas en forma de comentario:

Publicar un comentario

Una limosna en forma de comentario!