miércoles, 20 de junio de 2012

Sobre perretes




Primera entrada seria tras el cambio, día nublado en verano y niveles altos de aburrimiento.
Siempre que salgo a pasear con el mio, no ha habido vez en la que no haya pasado algo, desde que otros cruzaran la acera de al lado, hasta otros extremos muchísimo más graves.
Muchos son los que piensan, "eso es un asesino hecho perro", por estadística se puede ver que hay muchisimos perros grandes, más que los pequeños, y por tanto hay más probabilidad de ataque de uno grande, ya que hay más.
Las modas de tener un perro, cuantos "personajes" habré visto por la calle con grandes ejemplares, que los usan para fardar junto a otros "personajes" como él, un día a la semana, y luego sus perros pasan toda su vida encerrados y solos sin salir en garajes, esas personas no se merecen esa responsabilidad y es lo que crea el peligro para el mismo dueño, para el mismo perro y para el resto.
Los daños que hacen las modas, el mercado de las mascotas mueve muchisimo dinero, solo hay que ver el precio de los perros en tiendas, aparte de todos los gastos adicionales que conlleva. Esto es especulación, pero apostaría que por el dinero que esto mueve, hasta podrían cruzar hermanos por el afán de producción, y consecuentemente, saldrían perros medio locos, inestables sin ningún juicio.
Perros de esta clase son los que atacan, malcriados, etc, como el mismo que hace no mucho, atacó a lo que veis en la foto, la historia sigue...

Aunque he de decir que no lo he podido ver en primera persona ya que en ese momento era mi padre el que lo estaba paseando, fué cuando ocurrió, sin nigún tipo de provocación por parte de mi padre, o Luca, en ese momento el perro ajeno,  suelto, libre del dueño que no mostraba demasiado interés por él, cruzó dos aceras corriendo hacia Luca sin motivo aparente, toda la irresponsabilidad acabó en forma de mordiscos en mi padre, quien se metió dentro del conflicto entre los dos perros, y acabó mal. Meses de baja en el trabajo y Luca no demasiado bien, ese es el precio, por no hablar de como acabó el atacante, todos perdimos. No sé que hubiera ocurrido si yo le hubiera sacado esa noche, yo sin estar en forma física, y con Luca inexperto, no sé como hubiera acabado. Esto aunque suene nada más que a tragedia, hay que buscar las cosas buenas, es una experiencia que enseña a estár más a a alerta, para Luca es la pérdida parcial de la inocencia que tenía desde siempre, esto no significa que se haya convertido en lo mismo que lo atacó, sino en un animal más maduro y no tan ingenuo con el resto de perros, pero eso sí, en casa sigue siendo el mismo.
Las denuncias y todo lo demás es secundario, el dueño ya ha recogido lo que ha sembrado, y si yo fuera él, no me sentiría seguro con un animal que ha atacado por placer, el mismo ha criado su castigo.
Por cierto, decir que he escrito todo esto desde un programa llamado Ommwriter, puede parecer una tontería, es un procesador de textos con música aleatoria relajante, esto en parte me ha motivado a escribir esto.

1 Limosnas en forma de comentario:

Uge dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo qe escribes. He tenido perros toda la vida: pastores alemanes, presa canario, boxer, mezclas... ahora tengo una presa enrazada con boxer y un braco. Jamás ni uno sólo de mis perros ha sido agresivo ni ha mordido a nadie... Por algo será, ¿no?

Publicar un comentario

Una limosna en forma de comentario!